inicio

diseño de interiores, interiorismo, decoración · cómo evitar el fraude en internet

como evitar el fraude en decoracion

Estamos pasando muchas horas encerrados en casa y nos empezamos a dar cuenta de que esa reforma pendiente no puede esperar más, de que necesitamos espacios más abiertos y multifuncionales, un espacio para el teletrabajo, o, simplemente, de que hay que darle un nuevo aire a nuestro hogar, así que nos lanzamos a buscar profesionales para nuestro proyecto, pero ¿cómo elegir entre tanta oferta?, ¿cómo saber que no nos están engañando?...

Éstos son algunos consejos que te ayudarán a diferenciar entre profesionales de verdad y otros que no lo son tanto.

LAS PLATAFORMAS

En internet podemos encontrar muchas plataformas donde poder elegir entre múltiples profesionales, esto es lo que debes tener en cuenta:

Juntos, pero no revueltos.

¿Buscabas interiorista, pero acabas en una carpintería?
Desconfía de la plataforma que muestre todo mezclado, si es seria, se diferenciarán las distintas profesiones: diseño de interiores, arquitectura, contratistas, tiendas de muebles, etc.

Cuidado con la piratería.

Es interiorista cualquier profesional que se dedica al interiorismo, pero la denominación oficial para las y los profesionales titulados en el estado español es diseñador-a de interiores o decorador-a.
Si encuentras otras supuestas profesiones, como diseñador de espacios, creador de interiores, arquitecto de interiores, etc., ten cuidado, normalmente solo se quiere ocultar la carencia de titulación oficial.

Da tus datos sólo a quién quieras contactar.

Muchas plataformas piden rellenar un formulario con datos sobre tu obra o reforma, localización, contacto, etc., prometiendo que los profesionales que has seleccionado te enviarán varios presupuestos.
Lo que sucede es que estos datos se venden o subastan entre sus clientes y los presupuestos que recibas pueden no ser de quién habías elegido. Procura contactar directamente.

YA HE ELEGIDO PROYECTISTA

Si ya has seleccionado a quién se va a encargar de proyectar tu obra o reforma y quieres asegurarte de que todo va a desarrollarse correctamente, sigue estos consejos:

¿Proyecto gratis?... ¡No, gracias!

Esto es un clásico en internet, no te dejes engañar.
Si te ofrecen el proyecto gratis, o a un precio irrisorio, se trata de un timo, ten en cuenta que un plano y un presupuesto no es un proyecto.
El proyecto es la documentación dónde se define todo lo que se va hacer después en la obra, el diseño, las calidades, las especificaciones técnicas y el coste económico.
Un buen proyecto evitará que tengas después sorpresas desagradables.

Los datos profesionales bien claros.

La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico obliga a las profesiones reguladas a mostrar, además del nombre, dirección, etc., datos como la titulación, número de colegiación y Colegio profesional al que pertenece. Comprueba que se indiquen claramente estos datos en su web, si no aparecen, pregúntaselo directamente.
La colegiación es obligatoria, así que si te contesta con evasivas como "es que yo no creo en los colegios" o algo parecido, no lo dudes, ¡acabas de dar con un pirata!

Por escrito y con visado.

Deja constancia por escrito de los acuerdos con tu diseñador-a, para ello te presentará una Hoja de Encargo donde reflejar qué trabajo estás encargando, redacción del proyecto y dirección de la obra, por ejemplo, los honorarios pactados, el presupuesto aproximado de la obra, etc.
También se indica si solícitas o no el visado… ¡di que sí!
El visado no es siempre obligatorio, pero puedes solicitarlo si quieres, es tu derecho.
Con el visado tendrás la garantía de su profesionalidad, de que dispone del seguro de responsabilidad civil y de que el proyecto está completo, todo ventajas.
Además, la mayoría de profesionales asumen el coste del visado como incluido en sus honorarios, así que no te costará nada.
También hay otras formas de registro alternativas al visado, pregúntale sobre estas opciones y sus diferencias.

Si sigues estas pautas, seguro que encuentras profesionales que te ayudarán a que tu casa sea mucho más práctica, eficiente, acogedora y bonita, y a que el proceso para conseguirlo sea una experiencia gratificante, sin sorpresas amargas y sin que te suponga gastar más dinero que el que tenías previsto.


subir